Tras la denuncia de Thelma Fardin se dispararon las consultas en la línea 144

A partir de la denuncia de Thelma muchas mujeres comenzaron a alzar su voz y relatar las situaciones de violencia que habían vivido o viven. También esto repercutió en los funcionarios, que salieron a escena a hablar de su caballo de Troya, la línea 144, que atiende a mujeres e identidades disidentes en situación de violencia de género. Pero las trabajadoras siguen realizando denuncias de las condiciones laborales que afrontan. -Video Otro Viento. Foto de Tapa Redes Sociales. Por ANRed.


Es común escuchar manifestando “que trabajan para erradicar las violencias”. Puntualmente la gobernadora Vidal nombró “la línea 144 en provincia, como la gran política pública”, se explaya diciendo que está “integrada por 70 operadores, profesionales capacitadas”. Pero las trabajadoras salieron a remarcar que estapolítica pública está tercerizada, que estás trabajadoras figuran como empleadas de comercio contratadas por provincia net, también se olvidó de nombrar al equipo de casos y a las coordinadoras de turno”.

Las trabajadoras, a partir de un video y comunicado, dieron cuenta de la política del discurso oportunista de la gestión de la gobernadora Vidal. “Las trabajadoras de la línea 144, desde hace 2 años, venimos luchando por la estatización de la línea”.Este año despidieron a cinco de sus compañeras, de las cuales todavía luchan por la reincorporación de una de ellas.

En diálogo con ANRed, una de las trabajadora que resguarda su identidad para no tener represalias destacó que “Uno de esos días fuimos apretadas en una reunión en la que estaban presentes directivos de provincia net, la directora y coordinadora general de la línea 144 y la asesora de la actual directora de género, Agustina Ayllon. Recuerdo que nos decían que éramos teleoperadoras, que no éramos parte de una política pública porque éramos provincia net. Antes de esto ya veníamos sufriendo el maltrato, persecución y hostigamiento por parte de la directora de la línea”.

 

 

 

 

 

Las trabajadoras denunciaron que el hostigamiento “se refleja en el control de los tiempos de llamadas, en los tiempos que nos tomamos para hacer un registro, los tiempos del almorzar o cenar, hasta el control de los tiempos para ir al baño”. También denuncia la falta de preparación profesional de los directivos a cargo. “Las intervenciones de estas funcionarias en los casos no es la adecuada, no tienen perspectiva de género.”

Para concluir proponen una mirada integral a la situación de la violencia. “Para erradicar la violencia también tienen que ocuparse de los casos de violencia institucional de parte de la policía y de la justicia, que son muchos”. Reclaman contra la política de vaciamiento sobre la línea. “Están vaciando está política pública la cual es bancada por sus trabajadorxs que arman estrategias entre ellas para ayudar a una mujer.”

Concluyeron destacando que “están despidiendo trabajadorxs, hablan de erradicar la violencia y van a destinar 11 pesos a cada mujer”. Este ultimo dato se refieren a que el Instituto Nacional de las Mujeres, el organismo rector de las políticas de género en el país, va a recibir $234,3 millones el año próximo. Esto se divide por la mitad de la población del país (mujeres), según los datos del último censo nacional, lo que da 11 pesos por mujer.

Seguinos!

Related posts

Leave a Comment