Regalo de Reyes

Crónica de la no vuelta al trabajo del plantel de Quilmes. Por Agustín Cassano (@CassanoAgus).

El nene dejó 9 puñados de pasto que recogió previamente del jardín de su casa en una bandeja azul al lado de la entrada de su casa. Lo propio hizo con el agua, la que colocó en un pote de helado vacío de color blanco. Y se fue a dormir.

Al otro día se encontró con la camiseta de Quilmes que tanto les había pedido a Melchor, Gaspar y Baltazar y muy contento fue a contárselo a sus padres, quienes le tenían otra sorpresa: el 6 de enero, el plantel de primera división del cervecero regresaba a los entrenamientos y lo iban a llevar para que los jugadores le firmen la camiseta.

El nene, feliz como casi siempre y excitado como casi nunca, saltó de júbilo por toda la casa y festejó cantando las dos canciones que apenas se sabía de su querido cuadro. Esperó ansioso todo el día y se portó tan bien como un diplomático hasta las cuatro y media de la tarde cuando junto a su papá y mamá salió hacia el Centenario a pie.

Cuando llegó al Estadio Ciudad de Quilmes se maravilló como tantas otras veces lo hizo al entrar para ver un partido. Pero este era un día especial y diferente. Sus padres se ubicaron en la reja que indica que hasta ese punto se pueden acercar los visitantes y periodistas para esperar a los jugadores.

El nene se asombra por ver una cámara que enfoca a la recreada tribuna de madera de Guido y Paz. Ignora que el fútbol argentino pasa, una vez más, por una crisis institucional y económica en la que la mayoría de los planteles de primera división (por no decir todos) no están al día con sus sueldos.

Luego de mirar a los diez periodistas que aguardan la confirmación de una noticia que ya se anticipa desde hace unos días, el nene les pregunta a sus padres cuándo, cómo y por donde van a salir sus ídolos para que le firmen la camiseta que los Reyes le dejaron por la mañana.

18.00 hs: Debería empezar el entrenamiento pero el nene no ve a nadie dirigirse ni para el Estadio que está a metros de él y de sus padres.

18.10: El nene se pone a hablar con su papá y mamá porque antes quiere verlos practicar.

18.20: El niño va hacia las rampas de la platea techada que va hacia los sectores F,G,H,I y J y mira el césped del campo de juego, pero no ve aún a sus ídolos.

18.30: Los periodistas ya empiezan a suponer y están a un paso de dar por hecho la noticia que para ellos no es noticia. Uno de los ayudantes del plantel va a avisarles que todavía los jugadores se encuentran hablando con el Presidente.

El nene duda si el ayudante del equipo es un jugador o no y se queda un ratito observando y esperando la afirmación o negación de sus padres.

18.40 El nene salta, y empieza a fantasear con que está en un avión en medio de un combate entonces simula los ruidos del motor y de los disparos con su boca. Se revuelca por el asfalto. Corre de una punta a otra y se distrae con esta aventura que creo con su propia imaginación.

18.44: Los periodistas ya confirman por lo bajo la noticia y dos de ellos ya tuitean que el plantel no va a entrenar. Otro que no se encuentra allí también hace lo propio y la confirmación es inminente: la pelota en 2017 todavía no se patea.

El nene sigue jugando aunque las ideas se le empiezan a agotar. Pasó a ser de avión a soldado y de soldado a arquero así como de un mes a otro los jugadores de su equipo dejaron de cobrar.

19.05: Comienzan a salir los jugadores. El primero de ellos es el Ruso García. Caras largas y nada para festejar, sino para preocupar. El nene corre hacia sus padres para que ellos persuadan a los jugadores para que le firmen la camiseta, porque él tiene temor de preguntarles a esos gigantes que él ve en la cancha y considera héroes de carne y hueso, que no son más importantes que los que ve en la TV.

19.11: El Presidente de Quilmes habla con los periodistas y se muestra más preocupado que cuando entró. “Es justo el reclamo. Nosotros como club hicimos el mayor esfuerzo y no satisfizo”, dice Marcelo Calello.

El dinero no aparece y tampoco estará en los próximos días. Los contratos se pagan con el monto que los clubes reciben por los derechos de TV; y aquellos el Gobierno Nacional se los debe girar a la AFA para que ésta se los termine depositando a cada club y estos puedan pagar la deuda con los jugadores. Pero eso aún no sucede y ni sucederá a menos que se ceda a las condiciones que impone el gobierno que llevan encubierta el ahogamiento financiero de los clubes para que éstos no tengan otra salida que las S.A.

Detrás de la máxima autoridad del Quilmes Atlético Club comienzan a desfilar los jugadores que se van con la cara gacha y con una extrema preocupación, más aún los juveniles quienes empiezan a pasarla realmente mal, debido a que no poseen los mismos recursos económicos que los hombres con más renombre.

El nene empieza a recibir los autógrafos de sus ídolos. Su sonrisa en el rostro y la alegría que tiene contrastan a toda la tensión que hay en el ambiente. Diego Colotto, el mariscal y capitán, le firma la blanquita y aguarda unos minutos más para sacarse una foto junto a él y su mamá.
Rigamonti habla con los periodistas que dejaron por un momento de lado la voz del Presidente y declara: “El grupo considera que esta situación ha llegado a su límite”. El arquero luego cuenta que Grelak los avala en su reclamo: “El técnico nos ha dicho que hasta que no se cumpla lo que pedimos podemos no asistir a los entrenamientos y nos manifestó que hasta que no se cumpla lo que queremos no nos va a citar”. Y finaliza diciendo que el grupo está en una posición firme. “Lo único que pedimos es cobrar. Laburar y cobrar con lo que realmente se comprometieron”, sentencia.

El nene no puede creer lo que vivió y satisfecho es un adjetivo que lo describe a la perfección. No puede creerlo, piensa que este momento es otro de sus juegos que imagina o quizás un sueño y necesita que lo pellizquen para averiguar si lo es o no. La apretada suave de la mano de su madre para sostenerle la suya le confirma que es real lo que vivió. Se va caminando lentamente con sus padres hacia la barrera de la puerta 2 en dirección a su casa.

El nene nunca va a olvidar este día y regalo de reyes del 2017. Los jugadores de Quilmes tampoco.

Seguinos!

Related posts

Leave a Comment