La letra chica del acuerdo de Vidal con los gremios docentes

La gobernadora, acompañada por el Ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, y el de Educación, Gabriel Sanchez Zinny, presentó en conferencia de prensa los detalles que hicieron a la firma conjunta con el Frente de Unidad Docente, que incluye al mayoritario gremio SUTEBA, para garantizar el ciclo lectivo de 2019. Destacó el aumento de 15,6 puntos por la pérdida salarial del 2018 y una cláusula gatillo para este año con revisión trimestral, mientras que desde SUTEBA hicieron hincapié en otros cuatro condicionantes que el gobierno aceptó trabajar en comisiones. Los detalles del acercamiento y las críticas de otros sectores docentes, a continuación. 

Con bombos y platillos, de caras a un año electoral que ya toma vuelo y puede dejar muchas figuras del gobierno en el camino, Maria Eugenia Vidal se presentó en la sede del Banco Provincia de Capital Federal con parte de su equipo. Durante el mediodía anunció que, después de dos años, alcanzaron un acuerdo que pone fin al conflicto con los y las docentes provinciales, que en Buenos Aires llevaron adelante 25 jornadas de paro durante 2018 y tres en lo que va de este año. Hizo enfasis en la «previsibilidad» que este acuerdo trae aparejado y en la «prioridad» de que las y los chicos no pierdan más días de clases.

En palabras de Vidal, el acuerdo alcanzado, avalado por las cúpulas gremiales docentes, incluye «un aumento automático cada tres meses, de acuerdo a la inflación que mide el INDEC y para el 2018 una recomposición de 15,6% sobre el salario básico». Según la mandataria, así la comunidad docente podrá obtener «previsibilidad sobre qué salario van a cobrar este año y además tener la claridad de que no van a perder contra la inflación en 2019».

Tras 25 reuniones que llevaron adelante funcionarios de la provincia desde noviembre de 2017, momento en que habían acordado la paritaria de ese año, con representantes de FEB, SADOP, AMET, UDA, UPCN, SUTEBA y UDOCBA, todas las negociaciones redundaron en un fracaso tras otro ya que, de acuerdo a lo que solicitaban las entidades gremiales, las ofertas incumplían sistemáticamente con las necesidades de los y las trabajadoras.

Este flamante entendimiento, que además de la clausula de actualizacion trimestral de manera automática para este año especifica un incremento en dos cuotas (5% en abril y 10,6% en agosto) para alcanzar lo perdido durante el año pasado, no sería tal de acuerdo a lo que plantean desde UDOCBA, la única central que no adhirió a a la solicitada firmada por el resto de organizaciones. Miguel Díaz, su titular, sostuvo  en Info Blanco sobre Negro que “nosotros rechazamos porque juramentamos que debíamos defender a ultranza el fallo judicial que establece que corresponde un recupero del 16% en todo el salario no solo en una parte”.

Según sus argumentos, defienden este fallo judicial que contempla la actualización desde junio del año pasado ya que el acuerdo alcanzado y difundido por estas horas que contemplan estos dos montos de actualización del 2018 mencionados arriba que suman el 15,6% solo se dirigen al salario básico del 2017, que era de 6mil pesos. De acuerdo a este procentaje la suma real de incremento salarial se encontraría entonces en el 5%.

Por otra parte, las autoridades de SUTEBA, el sindicato con mayor número de afiliados de la provincia, se sumaron a la aceptación casi general de la propuesta salarial de Vidal (VER FOTO A CONTINUACIÓN) pero mantuvieron su postura de continuar por los carriles judiciales los aumentos salariales que el gobierno adoptó unilateralmente en 2018. Se mostraron optimistas en avanzar con los puntos que enumeran en la misiva relacionados a dejar sin efecto los sumarios inicados por ejercer el derecho sindical de huelga, al acuerdo paritario de 12 puntos que refieren a la seguridad de infraestructura escolar, la conformación de la comisión de políticas socioeducativas y el no descuento por los días de paro.

Cabe destacar que 2018, año en que no hubo acuerdo con las entidades gremiales por parte del gobierno de Vidal, también marcó un punto de inflexión en agosto cuando se produjo la explosión en la escuela N°89 de Moreno, donde murieron Sandra Calamano, vicedirectora de la institución de 48 años, y Rubén Rodríguez, auxiliar de 49 años que se desempeñaba como portero y como profesor de carpintería, cuando iban a servirle el desayuno a 500 chicos del establecimiento.

 

 

Una línea crítica dentro de SUTEBA, que responde a la Lista Marrón con mayor rererencia en distritos como La Matanza, plantea que «el gobierno y la dirigencia del FUDB mienten que se otorga el 15,6 % de 2018, cuando en realidad se trata del 15,6 % del salario básico del cargo de PR a Diciembre del 2017 ($4916). De eso se blanquea poco más de $470 que y recibíamos como cifra no remunerativa, que terminaremos de cobrar en agosto».

Desde el Consejo Ejecutivo seccional también destacan que en el acta firmada por los 12 puntos de infraestructura «no figura ni una sola palabra sobre cuál será el plan de obra», que no hay explicitación sobre el alcance de los sumarios que se presenten por este año, que no hay «nada concreto sobre el aumento de cupos para comedor, aumento en sus montos» y que «no devuelven nada de los descuentos por los días de paro de lo que ya nos descontaron todo este tiempo. Y encima ponen como condición la recuperación de paros para no descontar los de este año».

Seguinos!

Related posts

Leave a Comment